Acero Inoxidable

¿QUÉ ES EL ACERO INOXIDABLE?

Acero inoxidable es el nombre común para todos los grados de acero que contengan por lo menos 10.5% de cromo. Su propiedad más importante es la resistencia a la corrosión proporcionada por la capa de óxido de cromo que se forma en su superficie.

Además de cromo y hierro, ciertos tipos de acero inoxidable contienen otros elementos, entre los cuales destacan como los más importantes el níquel y el molibdeno, que le confieren características especiales, como una mayor ductilidad y resistencia a la corrosión, respectivamente.

¿CÓMO SE HA EMPLEADO EL ACERO INOXIDABLE EN LA INDUSTRIA DEL AGUA?

El acero inox se ha utilizado ampliamente por más de 30 años en el tratamiento, almacenaje y distribución de agua potable y de aguas residuales. De la misma forma, el uso se extiende a los sistemas de alcantarillado. Las aplicaciones para la industria del agua incluyen tanques de almacenamiento y proceso, forros para tanques de concreto, bombas, líneas de tubería, válvulas, grifos, filtros prensa, agitadores, elementos estructurales, como plataformas antiderrapantes, elementos de fijación, pasamanos, escaleras, columnas y puertas de presión, entre otras.

¿POR QUÉ EMPLEAR ACERO INOXIDABLE EN LA INDUSTRIA DEL AGUA?

La elección del acero inoxidable para estas aplicaciones se fundamenta en las ventajas que, en conjunto, generan beneficios económicos y ambientales, entre las que se pueden mencionar las siguientes:

  • RESISTENCIA A LA CORROSIÓN
  • BUENA RESISTENCIA MECÁNICA Y DUCTILIDAD
  • LIGEREZA
  • FACILIDAD DE FABRICACIÓN
  • DIVERSIDAD DE PRESENTACIONES COMERCIALES
  • BENEFICIOS AMBIENTALES
  • RECICLABLE 100%
  • RELACIÓN COSTO-BENEFICIO FAVORABLE